Feria de Abril de Cataluña en Barcelona

La Fundación Andacat y la Feria de Abril en Cataluña

La Fundación Andacat tiene una larga experiencia en la organización de la Feria de Abril de Cataluña en su anterior etapa como Fundación Fecac. Ha sido, durante más de 20, años promotora y co-organizadora de este evento multitudinario. Su papel ha sido clave en la consecución de convenios con las administraciones públicas para conseguir hacer crecer la Feria.
Gracias a su intervención, la Feria consiguió un emplazamiento estable en la ciudad de Barcelona con unas condiciones de explotación muy favorables. El último año que la Fundación tuvo un papel organizativo en la Feria de Abril de Catalunya el evento reportó beneficios para las entidades. Además se cumplió con el compromiso de transparencia y buenas prácticas de gestión, haciendo públicos los balances económicos de la actividad de la Feria.
Desde la Fundación Andacat creemos que tenemos el deber y el compromiso de velar porque la Feria de Abril de Catalunya desarrolle un modelo de éxito, que sea sostenible económicamente y que ofrezca contenidos culturales de calidad. La feria tiene una larga historia y ha llegado el momento de renovarla.
Os contamos sus orígenes hasta llegar al día de hoy…

Inicios de la Feria de Abril de Cataluña

La primera Feria de Abril de Cataluña de la que se tiene constancia fue en 1971. La Casa de Andalucía de Barcelona, realizó una pequeña feria con cuatro casetas en la recta del Castillo de Castelldefels.

Hasta 1980 la feria queda parada por motivos económicos y organizativos. Pero en ese año dos directivos de la casa de Andalucía de Barcelona deciden, a título personal y sin participación de la entidad, organizar la feria de abril en Cataluña.

La idea era hacer una feria a semejanza de la de Sevilla con dos premisas o singularidades. La primera que las casetas debían de ser públicas y abiertas. La segunda que los titulares de las casetas debían ser entidades culturales andaluzas radicadas en Cataluña.

La primera feria de Barberá

Puede decirse que la primera celebración de una feria de verdad es en 1980. Para su instalación se escoge el municipio de Barbera del Valles. Se contacta con el alcalde D. António Lobo que se implica personalmente en el proyecto. Existieron muchas dificultades con la infraestructura de casetas (iluminación, generadores, tubos y toldos). Muchos de estos materiales se alquilaron al puerto de Barcelona. Como curiosidad los toldos eran de color amarillo, produciendo una sensación de tristeza en el interior de las casetas.

El presupuesto fue aportado por un grupo de feriantes y ascendió a 250.000 pts. Todo se invirtió en el alquiler de los generadores, los consumos, el costo del entoldado, el caché de los artistas y alquileres. La maquinaria para el acondicionamiento del terreno, postes, cableado de líneas y los materiales para los tratamientos de los viales fueron aportados gratuitamente por la empresa CECOSA, ENHER y el Ayuntamiento de Barberá. Los mostradores y adornos para el interior de las casetas corrieron a cargo de CERVEZAS EL AGUILA. La feria se cerró con un déficit de 87.500 pts.

La coordinadora de entidades.

Viendo el éxito de participación se suman nuevas entidades al proyecto. Las entidades organizadoras se constituyen en una Coordinadora. Estas fueron: Casa de Andalucía de Sabadell; Casa de Andalucía de santa Coloma y Badalona; Centro Cultural Garcia Lorca; Centro cultural los Bambinos y la Colonia Egabrense. En febrero de 1982 esta coordinadora redacta unos estatutos que registra oficialmente en marzo del mismo año siendo el inicio de la Federación de Entidades Culturales Andaluzas de Catalunya.

Un evento itinerante

Con el tiempo, la feria fue ocupando diferentes espacios no urbanizados del cinturón de Barcelona. Con el crecimiento de la zona metropolitana, cuando los municipios reencontraban esas explanadas y las urbanizaban, se cambiaba de lugar. Así, la feria de abril catalana ha pasado por Castelldefels (1 edición), Barberà del Vallès (14 ediciones), Santa Coloma de Gramanet (5 ediciones) y Sant Adrià del Besos (2 ediciones).

La dimensión político-social de la feria

A partir del 1983, ante el éxito de público, los políticos empiezan a visitar la feria. Como destacados podríamos nombrar a Miquel Coll y Alentorn adjunto a la presidencia de la Generalitat y Toni Dalmau, presidente de la Diputación. Al año siguiente se produce por primera vez la visita de un President de la Generalitat, en aquel momento, Jordi Pujol, declara la feria como un evento de interés institucional en Catalunya. A partir de entonces han desfilado por la feria una larga lista de autoridades. Desde presidentes del Gobierno de España, presidentes de distintas Comunidades Autónomas, Diputados, Alcaldes, Senadores e incluso autoridades extranjeras.

A lo largo de los años se han ido sumando numerosas entidades culturales a la feria. Las formas y dimensiones de las casetas se han ido transformando desde las casetas modulares de 6x12mts hasta los grandes entoldados que actualmente se instalan. Los caballos formaban parte de la feria en todas las ediciones celebradas en barbera del Valles. A partir de aquí se vetan por motivos de seguridad. Como única fue la instalación de una plaza de toros portátil en la edición correspondiente a 1986.

El convenio con la Fundación Fecac (ahora Andacat)

En julio de 1995, se constituye en asamblea de la Federación de Entidades Culturales Andaluzas del Catalunya la FUNDACIÓN FECAC, que años más tarde pasará a denominarse Fundación Andacat. La Fundación se convirtió en una pieza clave para encontrar un emplazamiento estable en el área metropolitana de Barcelona. Fruto de ello fue la firma de un convenio entre la FUNDACIÓN y el Ajuntament de Sant Martí. El convenio permitía ubicar a partir del 2002 la feria en la Platja de la Mar Bella del Poblenou. Fue la primera vez que se la Feria se instalaba en un distrito de la ciudad condal.

La nueva ubicación hizo posible la producción de grandes conciertos. Por los escenarios de la feria pasaron músicos de reconocido prestigio como de Moncho, Niña Pastori, Rosario, El Barrio, Raimundo Amador, Cantores de Híspalis, Amigos de Ginés, María del Monte y Marismeños entre muchos otros.

El emplazamiento en el Parc del Fòrum, otro logro de la Fundación.

En el año 2004 se realizó en Barcelona el encuentro internacional de “El fórum de las Culturas”. Esto implicó la urbanización de la desembocadura del Besos y la zona del Camp de la Bota. Una gran transformación urbanística dio lugar a la creación del recinto el “Parc del Fórum”, junto al mar y colindante a los terrenos de la Mar Bella.

Una vez finalizado el “Fòrum de les Cultures” la FUNDACIÓN consigue cerrar un convenio de utilización del “Parc del Fòrum” para la Celebración de la Feria, firmado por el Ajuntament de Barcelona. Desde entonces y hasta el año 2014 la organización y titularidad de la feria correspondió a la misma FUNDACIÓN.

La adjudicación por concurso

El convenio de 2005 fue roto por parte de BSM SA, gestora del Parc del Fòrum, de forma unilateral en 2014. Hoy en día existe un litigio legal en curso sobre la validez y vigencia del convenio, aún por resolver. La extinción unilateral del convenio propició que se modificaran todas las condiciones para la organización y montaje de la Feria. Las nuevas condiciones fueron mucho más restrictivas a nivel organizativo y mucho más exigentes a nivel económico. Estas condiciones afectan hoy a la explotación del evento.

Desde 2015 y hasta hoy la organización de la feria se adjudica en concurso público. La Fundación Andacat ha presentado distintos proyectos obteniendo la mejor puntuación en programación cultural y propuestas de mejora a nivel de calidad.

El peso de la oferta económica en el concurso ha decantado hacia otros la adjudicación de la Feria de Abril de Catalunya. La Fundación Andacat prima la sostenibilidad económica, la calidad en la oferta cultural y el beneficio de las entidades por encima de otros factores.

El futuro de la Feria

La Fundación Andacat ha elaborado distintos proyectos para la modernización y redefinición de la Feria de Abril de Catalunya con el objetivo de que sea sostenible en el tiempo y no pierda su esencia.

Los proyectos se han etrabajado escuchando la opinión de distintos actores del tejido asociativo y cultural andaluz en Catalunya. Varias ideas han sido puestas a disposición de las instituciones que han querido escucharnos para incentivar una modernización y cambio de la actual feria de abril en Catalunya.

Desde la Fundación Andacat se pone de manifiesto que el modelo actual de organización, explotación y programa cultural, necesitan una profunda actualización. Esta actualización no ha sido abordada por los actuales organizadores ni por las instituciones públicas. La Feria de Abril de Catalunya necesita un cambio para seguir siendo un evento cultural de calidad, un modelo de éxito en favor de las entidades y un proyecto sostenible económicamente.

Con el objetivo de ofrecer propuestas de mejora la fundación Andacat efectúa anualmente una encuesta de satisfacción a los visitantes de la feria y a las entidades que montan sus casetas.

¿Quieres hablar con nosotros sobre la Feria de Abril en Catalunya? ¡Te escuchamos!

Si tienes quejas, sugerencias o ideas para mejorar la feria puedes mandar un correo. Garantizamos tu confidencialidad.